9 meses no son suficientes

Mi novia y yo estamos esperando a nuestro hijo en algún momento de este mes. Él es mi segundo hijo, y es el primer hijo de ella. Para cada uno de nosotros es una experiencia con muchas similitudes y muchas diferencias. Una cosa es clara: 9 meses no son suficientes para prepararte para la llegada de un nuevo ser humano.

9 meses no son suficientes para elegir el nombre perfecto.

Nosotros, padres de este hogar Chomskysta-Saganiano, fuimos muy pragmáticos e hicimos una lista con todos los nombres que podríamos ponerle a nuestro hijo.

Primero descartamos todos los Brayan, Madeinusa, Edilberto, Rogelio, Himógenes primero. Luego todos los nombres de personas que conocemos y que no queríamos en nuestra mente cada vez que hablemos con nuestro enano: lo siento Allan, lo siento Franciscos, lo siento Albertos.

Luego Diana me hizo borrar descartamos todos los nombres que ella detestaba pensamos que no serían del todo apropiados a pesar de la emoción inicial de éstos: Anakin, Han, Luke; Tyrion, Jon, Ned; etc.

Luego descartamos otros como Galileo, porque Galileo fue un gran científico, pero hoy sería un gran salsero, algo como “Galileo Ferreyra, el baby fantástico de la salsa”. O Domingo, que personalmente es un nombre que a mi me encanta, así que Diana me dejó quedármelo… para ponérselo a nuestra primera mascota.

Eligiendo el Nombre

Finalmente después de un largo proceso que se vio más o menos así, llegamos a una decisión. Nuestro hijo se llamará Santiago Ferreyra Plasencia, Primero de su nombre, Heredero del Trono, Destructor de Vejigas, El azote de las placentas, El José Olaya del Líquido Amniótico.

9 meses no son suficientes para que un niño se forme en el vientre de su madre.

Ok, sí son suficientes, pero es sumamente acelerado. Los cambios son excesivamente rápidos! Además todos suceden hacia el final. Es como tener 9 días para hacer un trabajo de la universidad, y los 5 primeros te la pegas y te la pasas vomitando, el 6 día descansas, y luego te das cuenta que sólo te quedan 3 días para terminar todo lo que no hiciste. Así que los 3 últimos meses el simbiote crece rapidísimo y se mueve como un loco.

Además durante esos 9 meses en los controles puedes ver las ecografías, pero no importa cuántas veces te lo expliquen, siempre es una mancha! No ayuda nada cuando el técnico se limita a repetir “esto no es una foto” cada vez que le pides que te explique la "foto".

9 meses no son suficientes para comprar todas las cosas de un bebé

En estos 9 meses me di cuenta que había olvidado la cantidad ridícula de cosas que hay que comprar para un recién nacido! Y la cantidad de cosas que cada año se agregan a esa lista. Y el 99% de esas cosas no las va a usar en un año! Alguna vez alguien dijo que los niños venían con el pan bajo el brazo, yo pienso que deberían haberlo mandado con cuna, bouncer, carrito del auto, y toneladas de pañales, porque acá podemos invitarle el pan.

Y ok, para eso se inventaron los baby showers, yo lo se, pero es una situación bastante rara. Eso de estar sentados abriendo los regalos en frente de todos ya es bastante incómodo, pero a eso hay que agregarle a Sofía diciéndonos al oído “eso ya tenemooooos”. Sí mi amor, pero pañales necesitamos todos los que nos regalen.


9 meses no son suficientes para muchas cosas, no son suficientes para acostumbrarse a un montón de cambios, no son suficientes para recodar un montón de lecciones sobre como cuidar a un recién nacido, pero son tiempo de sobra para enseñarle a una niña de 6 años a portarse como una hermana mayor y para que aprender a querer a una persona nueva aunque todavía no haya nacido. Santiago, desde ya te estamos esperando… tenemos que hablar de esas patadas que le das a tu mamá en la vejiga.

View Comments
Navigation