Nos estamos haciendo viejos

Ayer me desperté para leer la devastadora noticia de que los malditos esos la OMS ha clasificado la carne mi amado tocino como cancerígena. Más allá de todo el dolor que eso me causa el hecho y haber perdido las ganas de vivir lo que eso significa realmente, me hizo pensar en que la vida ya nos pasó por encima y nada tiene sentido nos estamos haciendo viejos.

Uno se da cuenta que ya estás pidiendo eutanasia se está haciendo viejo cuando empieza a rechazar, aunque las odies en silencio así uno no lo diga, las idioteces que aparecen en el mundo las ideas nuevas. ¡Es que básicamente uno va viendo como todo se va al cuerno su forma de vida va desapareciendo!

Y quieras o no, eso lo pasa a todos. Un día si llegas vas a ser un viejo, sentado en la mesa rodeado de tus nietos, y vas a ver la mesa y sólo va a tener un jardín con puras plantas ensaladas. Y vas a preguntar "¿Qué es esto? ¿Dónde está la carne?". Y todos, especialmente los destructores de costumbres ancestrales más jóvenes van a mirarte raro. Tú no te vas a dar cuenta, porque para ti es delicioso normal comer carne; y ellos no van a saber si explicarte o si ya mejor te dejan pensando así porque ya pronto estiras la pata y quieren tu herencia tus ideas ya están asentadas y nadie las va a cambiar.

¿No me crees? Eso ha pasado siempre. Tu tatarabuelo seguro alguna vez soltó algo como "todo es culpa de los cholos" o "eso es por dejar votar a las mujeres". Y tu abuelo (o alguien de su edad) seguro alguna vez ha dicho "los homosexuales son gente enferma" o "ese es un desviado" (refiriéndose a una persona gay).

Así es pues, ya estás cochambre los tiempos cambian: "¿Dónde está mi vaca muerta? Me sirves vaca o te muerdo" es el nuevo "hay que curar a todos esos raritos".


PD: Antes de que la gente se ponga loca: no soy homofóbico, creo en la liberación de los esclavos, el voto de las mujeres, etc etc etc. Pero sí odio el reggaetón.

View Comments
Navigation