"When kindness falls like rain..."

Ayer tuve que llamar al seguro a que me pongan una inyección para bajarme la migraña. Nada del otro mundo, sucede cada 3 o 4 meses. Lo interesante fue que estaba en mi casa solo con Sofía y le expliqué que iba a venir el doctor a ponerme una inyección y que por favor se quedara en su cama porque ya era hora de dormir. Luego me fui a echar a mi cama a descansar.

Sofía salió de su cuarto, vino al mío, me dio un beso y me dijo:

"Te prometo papito que mañana no te voy a hacer bulla y te voy a dejar dormir."

Y luego se fue a dormir.

En ese momento entendí algo: Una gran manera de enseñarle a tus hijos a ser considerados, es enseñándoles a ser considerados contigo.

Y no, su beso no me quitó la migraña, pero definitivamente me hizo sentir mucho mejor.

View Comments
Navigation